El sector de la construcción y la vivienda remontan

gesapsl

La construcción y la vivienda parecen estar a punto de dejar atrás la Gran Recesión. Ambas actividades, las dos caras de una misma moneda, han sido el espejo de la España moderna. Su auge llevó a la economía a sus años más dorados; su desplome fue el símbolo de la caída colectiva.

Ahora, piedra sobre piedra, el sector comienza a tocar fondo. La ligera recuperación del consumo, el nuevo tablero de la banca española y las mejores condiciones de financiación del país -la prima de riesgo está en 125 puntos, cuando llegó a superar los 600- contribuyen a invertir la dinámica.

Llega el cambio de ciclo. La producción de la construcción ya ha aumentado en el segundo trimestre de 2014. España fue el país de la Unión Europea con mejor registro en este periodo, un alza del 7%, según los datos de la oficina de estadística comunitaria, Eurostat. Una conducta que reafirma lo que calculan los expertos: el retroceso del sector toca fondo este año. Un informe sectorial de la aseguradora de créditos a la exportación, Cesce, dependiente de Hacienda, calcula que la actividad constructora crecerá un 0,8% en 2015 y un 3% en 2016. Coincide en el diagnóstico María Jesús Fernández, de la dirección de coyuntura y estadística de Funcas, quien señala que «la construcción de viviendas comenzará a crecer a lo largo de 2015, aunque la construcción total puede comenzar a crecer antes -de hecho en el segundo trimestre ya lo ha hecho-, por la recuperación de la construcción no residencial».

Dicho sector -el no residencial- es el que está marcando el paso. José Luis Ruiz Bartolomé, experto inmobiliario y autor del libro «Adiós, ladrillo, adiós», señala que la inversión privada se está orientando hacia esos usos, aunque recae sobre todo en proyectos ya existentes. «Principalmente oficinas bien ubicadas en Madrid y Barcelona, centros comerciales y hoteles».

 

Fuente: abc