Impermeabiliza y evita las goteras en tu hogar

Hasta ahora, has disfrutado de tu nueva casa, te has esmerado en la decoración y ubicar los muebles en el lugar más acogedor. Pero no contabas con la llegada de la temporada de lluvias y has descubierto que hay una filtración en una pared, una gotera en un techo, que se trasmina el agua por una esquina…¡Total! No hay más remedio que arreglar esas filtraciones y goteras antes que el daño se extienda y tu casa y muebles se vean afectados.

impermeabiliza-y-evita-las-goteras-en-tu-hogar¿Por qué se inician las filtraciones?
- Las goteras en techos suelen deberse al paso del agua a través de una grieta o al desprendimiento o rotura de una teja.
-Además, la humedad suele ser provocada por la pérdida de agua de una tubería o por un mal drenaje de ventanas y puertas.



¿Qué impermeabilizante elegir?
El impermeabilizante es un material que impedir el paso del agua. Existe una gran variedad de estos productos, como son los asfálticos, acrílicos y prefabricados (asfaltos modificados), en presentaciones de rollos o líquidos envasados y con diferente calidad de acuerdo con los materiales usados en su fabricación. Pero en general, los principales tipos de materiales son los siguientes según su aplicación:

Acrílicos para impermeabilizaciones de tipo doméstico. Se aplica en techos y azoteas horizontales e inclinados; sobre superficies de concreto, asbesto o lámina galvanizada. Tienen gran reflectividad y por su elasticidad no se cuartea ni se fisura. Es de fácil aplicación y tienen un precio accesible.

Sistemas asfálticos para impermeabilizaciones industriales o domésticas. Están hechos a base de agua y son ideales para aplicarse en techos y azoteas húmedas o secas, en climas templados o cálidos. Son más costosos debido a que requieren ser aplicados por un experto.

Prefabricados para impermeabilización de naves industriales por su costo elevado y mano de obra especializada. Consiste en rollos de impermeabilizante que se extienden sobre una superficie adhiriéndolos con un soplete.

Y ¿cómo detecto las filtraciones?
Aún cuando es mejor dejarle a un profesional el trabajo de impermeabilización, podemos en casa dar un mantenimiento preventivo y correctivo que controle la humedad.

Para empezar, hay que localizar las grietas en las paredes exteriores, principalmente en los ángulos con las paredes. Si las grietas son poco profundas, bastará con limpiarlas y cubrirlas con una emulsión asfáltica.

Cuando la grieta es muy profunda y la construcción es algo antigua, es mejor sellar la grieta con una aplicación de cemento que tenga un agregado impermeabilizante.

En algunas ocasiones no coincide la mancha que produce en el techo con el lugar donde se produce la filtración, sobre todo cuando la gotera se produce cerca de la pared exterior de la construcción. Pon atención en este caso.

Si la humedad de las paredes se debe a la condensación, una vez limpia y seca, es preferible pintarla con pinturas especiales anticondensación.

Algunas veces, las filtraciones se originan en las uniones de la instalación de la ventana y el cemento de la construcción. Lo más indicado es colocar una barrera en la parte interior de la ventana para impedir el goteo. Después se debe tratar la mancha de humedad con un sistema de impermeabilización en superficie. Los golpes ocasionales que reciben puertas y ventanas pueden producir una caída del revoque de alrededor de los marcos, por esos espacios también se puede filtrar humedad. En este caso puedes rellenar los huecos con masilla selladora resistente al agua.

Preferentemente, repara las grietas por mínimas que sean y en cuanto aparezcan. No se sabe si detrás puede haber una tubería que con el tiempo tenga filtraciones que traspasen a la grieta y posteriormente a toda la pared.

Recuerda, no esperes a la época de lluvias para darte cuenta que olvidaste impermeabilizar. La impermeabilización es importante para conservar la integridad de la construcción. Anticípate y protege tu hogar y tu economía.

Fuente: nosotros2